Indicadores Económicos:
  • Dólar TRM:    $ 3,416.21     —     Euro:    $4,181.96     —     Bolivar:    $0.00     —     Café lb. (May 2019) :    US$1.1135     —     U.V.R.:    $275.7147     —     DTF:    4.53%     —     Petróleo WTI:    US$39.75     —     Usura:    27.18%     —     COLCAP:    1,528.09     —     IBR:    %     —     Inflación (Nov-2020) :    -0.15%

EEUU abre la puerta para que las grandes petroleras operen en Venezuela

Estados Unidos (EEUU) parece inclinarse a permitir que las compañías petroleras internacionales con operaciones existentes en Venezuela continúen bombeando crudo en el país que posee las mayores reservas de crudo del mundo.

A pesar del reciente regreso de las sanciones estadounidenses a la producción y exportación de crudo de Venezuela, la Casa Blanca no parece dispuesta a agitar demasiado el mercado y los precios del petróleo, y por extensión, los precios de la gasolina en Estados Unidos, antes de las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre.

En octubre de 2023, Estados Unidos introdujo un alivio temporal de las sanciones hasta abril de 2024 que permitía la producción, elevación, venta y exportación de petróleo o gas de Venezuela, y el suministro de bienes y servicios relacionados, así como el pago de facturas por bienes o servicios relacionados con operaciones del sector del petróleo o el gas en Venezuela.

El alivio de las sanciones durante seis meses se produjo tras los compromisos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de garantizar unas elecciones justas este año.

Como resultado, las principales casas internacionales de comercio de petróleo volvieron al negocio de comerciar con petróleo de Venezuela, y lo mismo hicieron algunos proveedores de servicios de yacimientos petrolíferos para ayudar a las grandes petroleras internacionales a extraer crudo de sus operaciones conjuntas con la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Sin embargo, ante la falta de avances en las promesas de Maduro de celebrar elecciones justas, Estados Unidos volvió a imponer sanciones al petróleo venezolano.

Pero esta vez podrían llegar más licencias especiales que eximan de las sanciones a los productores de petróleo extranjeros. En el anterior periodo de sanciones, antes de octubre de 2023, sólo se había concedido una licencia al gigante estadounidense Chevron.

A mediados de abril, expiró el alivio temporal de seis meses de las sanciones petroleras que EEUU concedió a Venezuela en octubre pasado, y la Administración Biden se movió para reimponer esas sanciones.

La medida fue recibida con reacciones en contra en Caracas, que describió el regreso de las sanciones como un intento estadounidense de «controlar y manipular la industria petrolera venezolana».

Nicolás Maduro tuvo todas las oportunidades para cumplir las condiciones del alivio de las sanciones, pero ha seguido trabajando para prohibir, arrestar o impedir de otro modo el ascenso de un candidato sólido de la oposición a las elecciones presidenciales previstas para el 28 de julio.

La Licencia General 44, que autorizaba transacciones relacionadas con operaciones del sector del petróleo o el gas en Venezuela, expiró a las 12:01 a.m. del 18 de abril.

Sin embargo, Estados Unidos emitió una licencia de reducción de 45 días y la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro también considerará caso por caso las solicitudes de licencias específicas para continuar las actividades más allá del final del período de reducción, dijo el Departamento de Estado.

Una de estas licencias específicas se ha concedido a la empresa energética española Repsol, que tiene producción de petróleo en Venezuela, junto con la estadounidense Chevron, la italiana Eni, Maurel & Prom y Shell.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha concedido a Repsol una licencia para continuar y ampliar su negocio de petróleo y gas en Venezuela, según dijeron a Reuters esta semana fuentes conocedoras de la decisión.

Repsol, en empresas conjuntas con PDVSA, tiene participaciones en el yacimiento offshore de gas Perla (Cardón IV), uno de los mayores yacimientos offshore de gas de Latinoamérica, una participación del 60% en el proyecto onshore de gas Quiriquire, e intereses en el proyecto de crudo pesado Petrocarabobo y en la empresa conjunta Petroquiriquire.

Justo antes de la expiración de la licencia general estadounidense de seis meses, Repsol firmó un acuerdo con PDVSA para añadir dos campos a sus operaciones conjuntas en Venezuela, lo que duplicaría su producción de petróleo en el país.

Más licencias especiales podrían seguir para que las grandes petroleras operen en la industria petrolera de Venezuela.El Tesoro de EEUU está revisando actualmente hasta 50 solicitudes de licencias individuales de empresas dispuestas a hacer negocios energéticos en Venezuela, dijo esta semana un funcionario estadounidense.

Estados Unidos «está buscando una solución de Ricitos de Oro a las sanciones contra Venezuela», dijo David L. Goldwyn, presidente del Grupo Asesor sobre Energía del Atlantic Council y miembro no residente del Global Energy Center del Council.

Fuente: https://worldenergytrade.com/eeuu-abre-la-puerta-para-que-las-grandes-petroleras-operen-en-venezuela/ 

A pesar de la vuelta de las sanciones, «el Departamento del Tesoro de EEUU fue claro en que da la bienvenida, en los próximos cuarenta y cinco días, a las solicitudes de licencias específicas que sirvan a los intereses de EEUU», dijo Goldwyn.

Queda por ver el impacto en el mercado mundial del petróleo. Mucho depende de cuántas empresas privadas soliciten canjes de deuda o productos y de si los pequeños pero significativos proyectos petroleros de Venezuela solicitan también licencias.

Etiquetas
Compartir este artículo

Publicado por Mario Zamora S.

Ing. Petróleos, Executive MBA. Empresario, Investigador, Consultor, más de 20 años en la industria petrolera. Director de Multinacionales Energéticas en USA, Colombia y Centroamérica. Chairman SPE Colombia (2015-16) y Secretario de JD ACIPET (2007-14)

Noticias relacionadas